7 - DESDE ESPAÑA

 

 

Aunque el origen del apellido sería Castellano, una rama del mismo se dirigió desde la vecina Cantabria al País Vasco y hacia mediados del Siglo XVI se había instalado en el Concejo de Gueñes en pleno Valle de Salcedo, perteneciente a las Encartaciones ... “ del muy Noble y muy Leal Señorío de Bizkaia … ”, la provincia occidental vasca española, cuya Capital es Bilbao.

 

 

De esta manera Gueñes se constituye en el principal núcleo a partir del cual el apellido se difundirá primero hacia los Concejos vecinos, para pasar luego al resto del territorio bizcaíno y desde allí hasta América.

 

A partir de 1560 aparecen aquí los primeros registros documentados de varias familias con el apellido “de los Hoyos” cuyos descendientes con el correr de los años irán acercándose paulatinamente al norte hacia el Gran Bilbao, zona que por entonces concentraba los asentamientos más poblados como consecuencia del comercio y las actividades asociadas a la antigua e importante explotación minera del hierro en dicha región.

 

Desde Gueñes y a partir de estos registros podemos diferenciar una Rama Principal documentada que al menos desde 1650 se desarrollará en varias líneas ó sucesión de individuos que descienden unos de otros, entre ellas la Línea Principal ( que originará la Línea Directa del autor ) y una Línea Secundaria.

 

La Rama Principal se divide en varias líneas desde 1700 hasta 1740, algunas de las cuales permanecerán en Gueñes en tanto otra línea se divide en tres desde 1750 en adelante : la Línea Directa hacia Somorrostro, unos 16 km. al Norte y otras dos líneas que partirán hacia las vecinas Galdames  (San Pedro) y Sopuerta (Mercadillo), a 6 y 11 Km. respectivamente de Gueñes, siempre dentro de las mencionadas Encartaciones.

 

 

 

 

 

La Línea Directa que partió de Gueñes se dirige hacia el Cantábrico acercándose al Golfo de Bizkaia y llega a Somorrostro hacia 1760 en el Concejo de Musques perteneciente al Valle del Río Barbadún, que era un importante centro minero y de extracción de hierro.

 

Allí tendrá descendencia que sin embargo no permanece en ese lugar, ya que hacia 1795 el apellido pasará al Concejo de Santurce, a 8 Km. de Somorrostro, adentrándose en la Ría del Nervión.

 

Santurce era para esa época un gran e importante puerto del cual partía el hierro bizcaíno hacia Inglaterra y allí se desarrollaban todos los servicios anexos a dicha extracción, los hornos, cargaderos, astilleros, etc.

 

Finalmente y luego de dos generaciones de la Línea Directa en dicho Concejo, el apellido pasa de España a América llegando y radicándose en la Argentina aproximadamente para 1865 ( Saladillo, Provincia de Buenos Aires ) constituyendo el primer antecedente en este país.

 

Una línea derivada de la Rama Principal que de Gueñes se había dirigido a Galdames y Sopuerta, permanece allí hasta 1900, oportunidad en que se divide y mientras una parte continúa en España la otra llega también a la Argentina hacia 1905 ( Provincia de Santa Fe ).

 

Otras dos líneas adicionales derivadas de la Principal que parten desde Sopuerta alcanzarán Argentina; una proveniente de Bilbao ( 25 Km. al Este de Gueñes ) que llegará en 1905 a Rojas y otra desde Zalla ( unos 3 Km. al Oeste de Gueñes ) con destino en Lincoln hacia 1910, ambas en la Provincia de Buenos Aires.

 

Estas cuatro líneas que llegaron a la Argentina pertenecen todas a la misma rama, por lo que existe parentesco documentado entre todas ellas.

 

 

( Para ver el Diagrama “Los Caminos del Apellido” haga click AQUI )

 

 

Se destaca una particularidad en esta expansión del apellido y es que el mismo se inicia en un pequeño cuadrado imaginario de Bizkaia de apenas 20 Km. de lado, en cuya base hipotética se ubicarían Zalla y Gueñes, en ambos laterales Sopuerta y Bilbao, Somorrostro y Santurce en el lado superior y en el interior Galdames; lo que representa apenas un pequeño punto en la amplia geografía española.

 

En cuanto a la Línea Secundaria documentada, ésta permanecerá en Gueñes al menos entre 1700 y 1800 con posterior descendencia en otras regiones de España que han llegado hasta nuestros días.

 

 

Así se completan los caminos documentados de nuestra rama que trajeron el apellido desde el Viejo Continente hacia América abarcando un período de algo mas de 350 años que se inició a mediados del Siglo XVII y cuya expansión no se ha detenido desde entonces, razón por la cual en la actualidad podemos encontrar el apellido no solo en España y Argentina sino también en Chile, Cuba, Estados Unidos y Uruguay.

 

INICIO